La pregunta que todos los papás se hacen en este periodo es ¿qué hacer con los niños en vacaciones?.El periodo de vacaciones es, para muchas familias, un momento complicado. Es cuando aparece el problema de saber qué hacer en el tiempo libre de unos hijos que, después de haber pasado los últimos meses ocupados con la escuela, empiezan a tener mucho más tiempo libre.

Te damos algunas sugerencias que nos parecen adecuadas para este periodo.

Para planear las vacaciones y las actividades de ocio y aprendizaje que las compondrán se puede contar con un amplio abanico de actividades, y a continuación veremos varias propuestas. Algunas conllevan un cierto gasto y otras son más simples, pero todas tienen como objetivo entretener a los niños mientras practican una actividad o aprenden nuevas cosas. Partiendo de ellas, será fácil decidirse y elegir las que pueden ser buenas o mejores para tu caso.

1. Clases de natación

La idea de practicar la natación es buena y saludable. Además, es una actividad perfecta para el verano. Eso sí, siempre hay que asegurarse de que se encuentren vigilados por especialistas y, sobre todo, debemos tener en cuenta si el niño o niña desea tomar estas clases, o no.

2. Cocinar con ellos

Dedica un día específico para cocinar. Si se trata de repostería, es siempre recomendable. A través de esta actividad descubrirán que preparar comida puede ser divertido y apreciarán mejor los platos que comen cada día. Además, podrán expresar su creatividad.

3. Salir de paseo en bicicleta

No se limita sólo a la bicicleta,  patines o patín. Lo importante es pasear juntos y al aire libre realizando una actividad estimulante.

4. Hacer actividades culturales

Una forma de ayudar al desarrollo cognitivo y emocional de los niños a la vez que se divierten es ir con ellos de visita a exposiciones, parques temáticos o museos. Además, es ideal para crear recuerdos familiares.

5. Pintar y dibujar

Una actividad perfecta para que los más pequeños desarrollen su creatividad y dejen volar su imaginación.

6. Acampada

Ir de camping o hacer un picnic es una actividad para hacer con los niños muy buena, ya que permite que tomen contacto con la naturaleza mientras se divierten con la familia. Lo puedes hacer un día en el jardín de tu casa.

7. Realizar manualidades

Otra manera de desarrollar su creatividad y su imaginación, además de que permite que se practiquen habilidades motrices mediante actividades como recortar papeles pinta o trabajar con plastilinas.

8. Jugar con ellos

Jugar juegos de mesa, al ahorcado, al “veo veo” o a las películas. Se divierten mientras aprenden a expresarse mejor.

9. Actividades domésticas

Asignar tareas domésticas ayuda a que comprendan que no importa la edad. Adecuadas a casa niño o niña, siempre va a ser de beneficio que las aprendan.

10. Cantar en un karaoke

La pasaran muy bien viéndote cantar y cantando ellos mismos. Resulta muy divertido y es de las actividades que les quedan grabadas siempre.

11. Conociendo a la familia

Viajar en vacaciones al pueblo natal de los padres, o al país de origen si se reside extranjeros, es una buena forma de que aprendan más de la tradición y la cultura de la familia y a conocer a los viejos amigos de sus padres.

12. Reuniones familiares

Reunirse con los familiares cercanos es una buena actividad para hacer con los niños, ya que les enseña la importancia de la relación en la familia, mejorando también la comunicación con otras personas. Además, conocerán nuevas cosas acerca de sus padres a través de lo que los familiares les cuentan.

Lo principal es que disfruten las vacaciones y no las padezcan. Es un periodo que les va a quedar siempre en la memoria a nuestros hijos.

 

Categorías: Blogvacaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + = 18