El ayudar a nuestros hijos a cumplir sus propósitos, es prepararlo para que en el futuro lo haga sin problemas. No hay nada más frustrante que no cumplir con algo que se quiere. Y a cuantos de nosotros, nos pasa, por que no sabemos cómo hacerlo, y nos quedamos en el camino. El cumplir deja una satisfacción increíble, es por ello que creemos firmemente, que es una costumbre que se aprende.

¿Cómo puedo ayudar a mis hijos a cumplir sus propósitos?

En primer lugar, debes dejar que ellos elijan lo que van a ser sus propósitos. A los más pequeños habrá que guiarlos, y hacer que escojan 1 o 2. Te recomendamos que sean cosas sencillas para que sientan la satisfacción de lograrlos. Puede ser por ejemplo, recoger sus juguetes cada vez que los usan, o terminarse sus alimentos. Recuerda que no debe ser motivo de pleito ni de regaños. Hay que ayudarlos siempre como un juego y con tu mejor sonrisa.

A los más grandes, debes dejarlos elegir, cuáles serán sus propósitos. Hay veces  los adolescentes, no quieren compartirlos contigo. Se debe respetar su decisión, aunque si les puedes sugerir ciertas pautas a seguir para que les sea fácil cumplirlos. Por ejemplo, elegir máximo 4. Que se vayan consiguiendo con constancia, paulatinamente, pero sin pausa. Sugiéreles que lo pueden hacer con algún amigo. El tener a alguien que te motive, hace que la tarea sea más fácil. Si ellos deciden hacerlo contigo, como amigo solidario o cómplice ¡perfecto! pero no se lo impongas. Debe ser decisión de ellos.

Inventa una manera de celebrar los logros. Una noche de pelis y palomitas, o hacer una pequeña excursión a su lugar favorito, son unos ejemplos. Si los acostumbras a que por cada logro se les dé un premio grande, cada vez el estándar sube.  Las pequeñas cosas marcan la diferencia.

Esperamos que los propósitos de toda tu familia se cumplan y te recordamos, son un motivo de unión y armonía.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

53 − 44 =